Palma Corcho

Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Valoración:
( 0 Rating )

La Palma corcho, es una especie exclusiva de la provincia de Pinar del Río y es la única especie de nuestra flora declarada Monumento Nacional. Se trata de un fósil viviente de 150 millones de años de edad, que tiene la particularidad botánica de fijar el nitrógeno en la atmósfera debido a una bacteria llamada Beijerinckia, que vive dentro de esta planta.

De ella se dice que “ha puesto a pensar a muchos científicos”. ¿Por qué?: Esta planta pertenece al periodo Carbonífero y Pinar del Río surgió 200 millones de años después”.Está demostrado que la provincia de Pinar del Río es pródiga en exclusividades otorgadas por la madre natura y un ejemplo de ello está representado en la Microcycas Calocoma o Palma Corcho, como se le conoce comúnmente.palma corcho

Esta planta, endémica de la región más occidental de Cuba, es considerada fósil viviente por su origen prehistórico y fue declarada Monumento Nacional Natural, condición que la distingue como reliquia botánica.

Se trata de un singular árbol de tronco erguido y cilíndrico, que puede alcanzar hasta los diez metros de altura y medir unos 60 centímetros de diámetro.

Por tales motivos en la provincia de Pinar del Río, región que tiene el privilegio de contarla entre su flora, se aplican acciones educativas en todos los sectores de la población con el fin de promover su protección y poder legársela a las futuras generaciones.

Actualmente su población es bastante escasa y solo en las Sierras Gramales y Cabezales se puede hallar una mayor concentración de ellas gracias, entre otras razones, a lo inaccesible de estos sitios, hecho que favorece su reproducción sin la agresión de los humanos. También la multiplicación de la especie se ve favorecida allí por la sombra y la humedad, elementos fundamentales para que sobreviva.

Los especialistas han colocado a la Microcycas Calocoma en la lista de las especies en peligro crítico, debido a su antigüedad, a los problemas de reproducción y a la fragilidad de los ecosistemas donde se encuentra.

Por Mikely Arencibia Pantoja